La pobreza produce mal sueño

No siempre la pobreza produce mal sueño porque depende mucho de ti como persona. No hay que olvidar que el ser pobre, es una situación pasajera y no que sea una sentencia firmada por la divinidad.

Por si acaso al nombrar divinidad no me estoy refiriendo a un Dios específico, porque puede ser el que sea de su agrado o creencia religiosa, al menos para los que tengan un pensar más práctico, puede ser su poder de convencimiento.

Ser pobre

La pobreza produce mal sueño

No necesariamente debes ser pobre para soñar con pobreza, ya que muchos le dan significados diferentes a la situación económica, de aquella persona que ha obtenido un mal sueño independiente de lo que tenga en su poder.

El ser pobre es malo pero más malo es ser indiferente con la situación por ser mal entendida, ahora, ¿A qué me refiero con mal entender? Esto es porque muchos confunden la indiferencia con la tranquilidad a la mala situación económica.

Cuando alguien es indiferente con la pobreza, vive como le da la gana pensando que ya no se puede hacer mas, entonces ¿Para qué hacer algo por cambiar si no sirve de nada? Por esta razón le da lo mismo si es de noche o de día.

En cambio cuando se está tranquilo con su situación, es clara señal que espera a la primera oportunidad para poder dar ese primer paso, que es muy importante ya que sin el, no podrá empezar de nuevo hacia un nuevo porvenir.

¿Por qué se produce mal sueño?

Esto sucede cuando alguien que está bien consciente de su pobreza, sufre con ello y no hay día que ve la diferencia entre lo que hay y lo que no. Por lo general, son personas amargadas recordando su pasado cuando tenían.

Es raro que una persona que nació en casa pobre, tenga mal sueño porque aprendió a vivir con lo que tenían y nunca vio en sus padres, cara de sufrimiento por la escasez de dinero pero si aprendió, a ser pasivo porque más allá, hay oportunidades.

Por lo general, cuando alguien ha tenido poder en sus manos o aunque sea lo suficiente como para vivir tranquilo, de pronto tienen reveces que no saben cómo enfrentarlo, es que llegan a tener malos sueños.

Conocí a una familia que de la noche a la mañana empezaron a tener una vida por demás alterada, ¿De qué forma? Pues de la forma más tonta, que se hacían notar por todos lados que ellos ya tenían dinero suficiente para tirarlo sin pena.

La mayoría de los días hacían fiesta con abundante comida (antes tenían para medio vivir) licores en cantidades exageradas. No solo ellos disfrutaban porque invitaban al que ellos querían, con tal de hacer ver que ellos tenían mucho dinero.

Hasta aquí no pasaba nada raro con sus sueños pero cierto día, salió en las noticias de una banda que se había dedicado a robar en una empresa, dedicada a las importaciones al por mayor, que tiene sus bases en el puerto del estado.

Ellos trabajaban ahí, todos desde el padre y los hijos y por una oferta, se dieron cuenta que era fácil sacar los contenedores y de ahí su contenido. Todo iba bien hasta que los compañeros de trabajo, los cuales eran invitados, empezaron con la envidia.

La primera pregunta fue, ¿De dónde sacan tanto dinero? Así empezó la investigación que al comienzo fue de parte de sus compañeros, después, llegó a oídos de los empleados de la empresa que tenían cargos importantes.

Con esto empezó el sufrimiento originado por el descontrol en lo que creían ser potentados. Cada día las investigaciones avanzaban y ellos (los millonarios) tenían sospechas pero nada más, hasta que se convirtió en dolores de cabeza.

Por mucho que quisieron tapar ya era muy tarde, todo se les vino al piso y aún así con el pretexto que iban a conversar, ¿Qué hacían? Armaban fiestas. Un día lo que apenas era un dolor de cabeza, se convirtió en pesadilla.

Algunos de ellos fueron a parar al psiquiátrico porque no podían dormir en paz, otros bajaron de peso que da miedo y no se atreven a mirar a los ojos a los vecinos. El punto en esto es que todo este malestar no empezó cuando estuvieron presos.

Esto empezó cuando se dieron cuenta que ahora, que han pasado los años, recuerdan el gasto absurdo que hicieron y nadie tuvo el pensar de tranquilizarse. Ahora viven con poco y nada y hasta las personas que nuca trabajaron, ahora lo hacen.

Este cambio de antes que tuvieron y ahora que no, les ha causado un trauma y la mayoría de los días no duermen tranquilos. Ahora, ¿Cómo se puede saber? Pues es en su aspecto triste y cara de que no duermen.

La pobreza produce mal sueño solo cuando la persona no entiende lo que está pasando, aunque sea testigo del hecho. Una vez que analice la situación, puede empezar a trazar un plan de un nuevo comienzo y con ello, dejará de tener malos sueños.

Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente.


Suscríbete a mi blog

La pobreza produce mal sueño was last modified: Febrero 8th, 2017 by Roberto

Leave a Reply